AGOSTO

rosayjarron

Un hermoso florero

¿Cómo tomar una decisión?
“Donde no hay decisiones no hay vida”

29/08/2018

Un gran maestro y un guardián compartían la administración de un monasterio Zen.
Cierto día el guardián murió, y había que sustituirlo.

El gran maestro reunió a todos sus discípulos para escoger a quien tendría ese
honor. “Voy a presentarles una problema, aquel que lo resuelva primero será el nuevo
guardián del templo”.

Trajo al centro de la sala un banco, puso sobre este un enorme y hermoso florero de
porcelana con una hermosa rosa roja y señaló: “Este es el problema”.
Los discípulos contemplaban perplejos lo que veían: los diseños sofisticados y raros de la
porcelana, la frescura y elegancia de la flor… ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer?
¿Cuál era el enigma? Todos estaban paralizados. Después de algunos minutos, un
alumno se levantó, miró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el vaso con
determinación y lo tiró al suelo.

“Usted es el nuevo guardián – le dijo el gran maestro, y explicó –: Yo fui muy claro, les
dije que estaban delante de UN PROBLEMA. No importa qué tan bellos y fascinantes
sean, los problemas tienen que ser resueltos. Ya que la mayoría le gusta contemplarlos,
analizarlos, darles vuelta, comentarlos y comparar nuestros problemas con los demás
como si el nuestro es más grande que el otro.

Y tú…
¿Cómo reaccionas ante un problema?

Pídeselo a Dios…
“Dios nuestro, ayúdanos a saber discernir
para que actuemos en todo momento
iluminados por tu Gracia.”.
Amén

lápiz

El mejor lápiz eres tú

¿Cómo vivir mejor?

“La vida nunca se detiene, escribe historias maravillosas”.

21/08/2018

Un niño miraba a su abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó: -¿Es, por casualidad, una historia sobre mí?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto: -Sí, sin embargo, lo más importante no son las palabras sino el lápiz. El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial: -¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!

-Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una gran persona dijo el abuelo:

Primera cualidad: El lápiz hace grandes cosas, existe una mano que lo guía. De modo que no estás solo, hay alguien que te conducirá en dirección a su voluntad, y ese es Dios.

La segunda cualidad: De vez en cuando necesitas usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, está más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.

Tercera cualidad: El lápiz tiene una goma para borrar, asimismo es necesario corregir nuestros errores en la vida. Cuarta cualidad: lo más importante del lápiz es el grafito. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.  Finalmente, la quinta cualidad del lápiz: Siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará trazos. Intenta ser consciente de cada acción.”

Y tú…
¿Cuál de estas cualidades necesitas en tu persona?

Pídeselo a Dios…
“Dios nuestro, concédenos la gracia de vivir
cada día con plenitud y conciencia de tu presencia”
Amén

 

enhamed

Enhamed

¿Soñar o Realizar?

“El compromiso es un acto, no una palabra”.

01/08/2018

Considerado como el mejor nadador paralímpico de la historia. Este atleta tiene 37 medallas repartidas en 12 años de carrera profesional.

Nació en Las Palmas de Gran Canaria (España) en 1987, de padres árabes es el quinto de seis hermanos. A los ocho años se quedó ciego. La ceguera se convirtió en un impulso “Mi comienzo en la piscina empezó siendo un hobby, luego dos horas al día, y después siete horas diarias de entrenamiento. A través de ese camino, de esfuerzo continuó, fue cuando te das cuenta de que la ceguera, más allá que una excusa, se convierte en la razón para hacerlo todo”.  Enhamed ha subido el Kilimanjaro (Montaña en Tanzania),  y el primer ciego en cruzar nadando el estrecho de Gibraltar (Península Ibérica).

A Enhamed le gusta fijar sus metas siempre por escrito y situar el esfuerzo por encima de la motivación. Una actitud que no se queda en palabras vacías, “No creo en los sueños, los sueños no tienen fecha, yo tengo planes”. Entonces, no es una cuestión de motivación muchas veces, sino de compromiso. Y como él mismo dice, la pasión de su vida es descubrir cómo aprendemos a convertirnos en las personas que queremos ser.

Y tú…
¿Qué cambiarías de tu vida para convertir tus sueños en planes de vida?

Pídeselo a Dios…
“Dios nuestro, conduce mis sueños
al camino de la realidad, dame la fortaleza para propiciarlo
por medio de un compromiso constante”.
Amén

Anuncios