Sal y algodón

¿Te alegras o te solidarizas?

“Nadie es útil en este mundo sino puede aliviar la carga a los demás”.

14 – Febrero – 2018

Un día el maestro Nasruddin llevaba una carga de sal al mercado. Su asno tuvo que cruzar un río y la sal se disolvió.

Al alcanzar la otra orilla, el animal se puso a correr, contentísimo de haber visto aligerada su carga. Pero Nasruddin estaba enfadado.

Al siguiente día en que había mercado, Nasruddin cubrió los sacos con abundante algodón. Al cruzar el río, el asno casi se ahoga por culpa del exceso de peso. ¡Tranquilízate!, dijo alegre Nasruddin. ¡Esto te enseñará que no siempre que cruces el río vas a ganar tú!

Y tú…

¿Cómo respondes ante las desdichas de los demás?

                Pídeselo a Dios…

“Dios nuestro,

concédenos ser solidarios ante las desdichas de los demás.

Y con humildad poder ayudar en sus necesidades”.

Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s